¿Cuáles son los beneficios del drenaje linfático en el preoperatorio?

En nuestra clínica estética en Valencia realizamos con frecuencia masajes de drenaje linfático en el preoperatorio, es decir, antes de una intervención quirúrgica. Y, puesto que muchas de nuestras pacientes nos preguntan la razón, hemos considerado importante responder a esa consulta a través de este artículo.

Las ventajas de un masaje de drenaje linfático en la fase preoperatoria

A continuación, te mencionamos los beneficios del drenaje linfático en el preoperatorio:

  • Mejora de la circulación sanguínea y del sistema linfático.
  • Mejora de la piel y su capacidad de absorción (algo muy importante, dado que, antes de la intervención quirúrgica, se utilizan diferentes productos que se absorben por vía cutánea).
  • Relajación física.
  • Reducción del estrés que puede darse en el preoperatorio.
  • Prevención de posibles complicaciones vinculadas a la intervención, como la fibrosis o los seromas.

Vists los beneficios del drenaje linfático en el preoperatorio, vamos a ver cómo influye el drenaje linfático en la cicatrización de la piel.

El drenaje linfático para mejorar la cicatrización de la piel

Para hablar de la cicatrización de la piel, en primer lugar debemos comprender qué es la fibrosis y en qué consiste. Se trata de una alteración en la cicatrización, es decir, un aumento de la capacidad que tiene el cuerpo en la formación del tejido cicatricial cuando lleva a cabo la curación de las heridas quirúrgicas.
De este modo, aquellas personas que tienen mayor predisposición para generar más tejido fibroso o fibrosis, presentarán cicatrices más gruesas y, por lo tanto, más visibles. Además, el periodo de maduración de la cicatriz será más largo.
Además, un sistema linfático que funciona a pleno rendimiento nos va a prevenir en gran medida de una infección de la herida quirúrgica. Entre sus múltiples funciones, el sistema linfático permite que los glóbulos blancos puedan trabajar de una forma más eficiente. Dichos glóbulos blancos, a su vez, se encargan de combatir las bacterias que causan las infecciones en las operaciones.
Por lo tanto, un masaje de drenaje linfático realizado durante el periodo preoperatorio, además de reducir la probabilidad de infección de la herida quirúrgica, permitirá que la piel cicatrice de una forma más rápida y menos visible.

Cuales son los beneficios del drenaje linfatico en el preoperatorio

La aplicación del drenaje linfático

Ahora, hablemos de cómo se lleva a cabo el drenaje linfático, pues puedes conocer sus beneficios, pero desconocer cómo se practica. ¡Tranquila! Su aplicación es realmente sencilla, relajante y sin dolor.
El sistema linfático se compone de una red de ganglios en diferentes zonas del cuerpo, como el cuello, la ingle, las axilas o la zona posterior de las rodillas, que están interconectados entre sí a través de canalículos y que finalmente acabarán drenando en el sistema venoso. Estos ganglios trabajan a un ritmo normal por sí mismos, pero se les puede estimular para que funcionen de manera más eficiente.
Con un especialista que los masajee y los presione de manera correcta, estos ganglios pueden aumentar su ritmo de trabajo, mejorando la circulación de la linfa, que es justo lo que se busca en este tipo de procedimeintos.
Hay que señalar que, a diferencia de algunos otros tipos de masajes, el masaje de drenaje linfático no genera ningún tipo de dolor, pues se realiza mediante movimientos suaves y muy ligeros. De hecho, suele ser relajante para quien se somete al mismo.

Como puedes ver, realizar un masaje de drenaje linfático en el periodo preoperatorio de una intervención quirúrgica tiene muchos beneficios. Por lo tanto, nuestra recomendación es realizarlo en la mayoría de nuestros procedimientos. Y, por supuesto, si tienes cualquier duda, no dudes en consultarnos sin compromiso.

¿Te ha gustado este artículo? Seguro que también te interesa leer estos:

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInDigg thisShare on RedditEmail this to someone