En el artículo de hoy, vamos a hablar de cómo se corrige la desviación de la nariz o del tabique nasal, que es un problema muy habitual en gran cantidad de personas, ya sea por un antecedente traumático o por una malformación congénita.

¿Cómo se corrige la nariz torcida?

El tabique nasal (o septum) es la estructura que hay en el interior de la nariz y que separa las fosas nasales. Esta pared tiene dos partes, la primera, formada por cartílago, que es la más exterior, y la interior, que está formada por hueso.

En ocasiones, este tabique puede estar desviado, lo cual tiene dos tipos de consecuencias. En primer lugar, la consecuencia es una disconformidad con su aspecto porque rompe la armonía de la cara.

Además, en este caso, puede que aparezcan problemas psicológicos derivados de una apariencia poco estética, por lo que a veces, este tipo de cirugías puede corregir problemas de aceptación del propio cuerpo.

Sin embargo, más allá de la belleza del rostro que aporta un tabique nasal recto y los problemas psicológicos de tenerlo desviado, hay problemas más graves, como es que una desviación importante puede provocar dificultades respiratorias.

Conviene señalar, adicionalmente, que los problemas de desviación del septo no tienen por qué ser siempre derivados de un traumatismo previo, sino que pueden aparecer debido a algún tipo de deformación congénita.

corregir nariz torcida o desviacion tabique nasal

Para determinar la gravedad de la desviación, en ocasiones se puede recurrir a un TAC facial para conocer desde qué punto está afectado, si hay fracturas coexistentes y otro tipo de información útil para determinar qué tipo de corrección hay que efectuar.

La corrección se hace a través de una rinoplastia especial, llamada rinoseptoplastia, aunque dependiendo de la situación y la gravedad de la desviación, puede que haya que tener en cuenta diferentes procedimientos.

En los casos más sencillos, basta con dar forma al cartílago y utilizar una férula para que mantenga la nueva forma. En casos más severos, se puede extirpar el cartílago, darle forma en el exterior y volver a introducirlo.

La ventaja es que en los casos en los que la desviación no tiene problemas exclusivamente estéticos, sino que también hay problemas de respiración, se pueden solventar ambos aspectos, tanto el estético como el funcional o respiratorio, en la misma intervención, y con un único periodo

Existen fórmulas sencillas para corregir la nariz torcida

Como puedes ver, existen fórmulas muy sencillas para resolver el problema de la nariz torcida o del tabique desviado. Por supuesto, se necesita una intervención quirúrgica, como es la septorrinoplastia, pero el resultado suele ser muy gratificante para los pacientes que se someten a ella.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInDigg thisShare on RedditEmail this to someone