Diferencias entre lipoescultura y liposucción

En nuestra clínica estética en Valencia nos hemos encontrado, muy frecuentemente, con mujeres que no terminan de tener claro qué les conviene más, si una lipoescultura o una liposucción. Para resolver estas dudas, hoy explicamos las diferencias entre lipoescultura y liposucción.

¿Qué diferencias hay entre una lipoescultura y una liposucción?

La diferencia fundamental entre una lipoescultura y una liposucción es el uso que se hace de la grasa que se extrae. Puede sonar extraño, pero lo cierto es que esa es toda la diferencia que existe. De hecho, la mayoría de las veces se utilizan ambos términos indistintamente, tanto por los pacientes como entre algunos cirujanos.

Ambas técnicas consisten en retirar la grasa mediante finas cánulas de aspiración, pero en el caso de la liposucción, esta grasa se desecha por completo, mientras que en el caso de la lipoescultura, parte de esa grasa se reutiliza para dar forma al cuerpo de la persona que se somete a la intervención.

¿Hay alguna diferencia en la técnica quirúrgica?

Sí, es de vital importancia que las células de grasa extraídas sobrevivan si queremos volver a introducirlas en el cuerpo humano. Por este motivo, la extracción de la grasa cuando se va a realizar una lipoescultura debe llevarse a cabo con unas cánulas especiales y bajo una presión de aspiración mínima para conseguir que una vez infiltradas en las zonas que se quieren voluminizar y reparar, dichas células de grasa, denominadas adipocitos, sobrevivan.

De lo contrario, estas células morirán y serán reabsorbidas por el organismo del paciente, no haciendo la función que se esperaba de ellas. Por lo tanto, el resultado final no será el deseado.

diferencias entre lipoescultura y liposuccion

¿Qué tipo de forma se da con la lipoescultura?

Depende. Puede utilizarse para dar volumen en algunas regiones del pecho en casos seleccionados en reconstrucción mamaria. En otras ocasiones, sin duda las más frecuentes, se utiliza para moldear la figura en diferentes áreas corporales consiguiendo una silueta más armónica.

En cambio, la técnica de la liposucción únicamente retira la grasa y no hace ningún uso de ella. Por lo tanto, se considera que la lipoescultura es una técnica que mejora la liposucción clásica, y que es más conveniente en algunos casos, pero no en todos, por supuesto. Lo importante es una buena planificación previa a la operación por el cirujano plástico.

Por último, lo que sí que hay que mencionar es que, elijas la opción que elijas, ambas son igualmente seguras, puesto que el procedimiento es esencialmente el mismo. Así que, si eso te preocupaba, que deje de hacerlo. Tan poco peligrosa es la lipoescultura como la liposucción.     

En una liposucción o en una lipoescultura déjate asesorar

Como puedes ver, las diferencias entre lipoescultura y liposucción son varias, y conviene tenerlas claras para que recibamos la intervención que mejor se ajusta a nuestras necesidades y obtener así la apariencia física más óptima.

No obstante, lo ideal es dejarse aconsejar por el cirujano plástico. Él será el que nos dirá si en nuestro caso es más conveniente realizar una liposucción o si aprecia alguna región corporal que se beneficiaría de la infiltración de grasa para mejorar su armonía, en cuyo caso estaríamos hablando de someterse a una lipoescultura.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInDigg thisShare on RedditEmail this to someone