Lipofilling: Rejuvenecimiento facial efectivo

En el artículo de hoy, vamos a hablar del lipofilling, una técnica de rejuvenecimiento facial que se está poniendo muy de moda en los últimos tiempos y que te permitirá tener una apariencia mucho más joven en muy poco tiempo. ¡Vamos a verlo más en profundidad!

¿Qué es el lipofilling?

El lipofilling es una intervención quirúrgica poco invasiva, que consiste en extraer grasa de una zona del cuerpo para después, procesarla e inyectarla en otra parte del cuerpo, con el objetivo de remodelarla, disimular cicatrices o rejuvenecer el rostro.

Es una técnica que inventó el Dr. Colleman en Estados Unidos en los años 90 y desde entonces se ha ido perfeccionando hasta que, a día de hoy, es una de las técnicas más seguras y con mejores resultados de rejuvenecimiento facial.

El lipofilling consta de tres pasos, que son los siguientes:

  1. Lipoaspiración: El primer paso consiste en extraer las células grasas con unas cánulas especiales a través de la lipoaspiración. Se suelen extraer de las caderas y del abdomen, puesto que es donde se localizan en mayor grado.
  2. Centrifugado: Tras este proceso, se centrifuga la grasa para separar aquellas células grasas que son utilizables de aquellas otras que no lo son.
  3. Microinyección de la grasa: Por último, se inyecta la grasa en la zona a tratar utilizando cánulas de reducido tamaño diseñadas específicamente para este procedimiento.

lipofilling relleno natural

¿Dónde se puede utilizar el lipofilling?

Aunque el lipofilling puede utilizarse también en otras partes del cuerpo, lo habitual es que se use en el rostro, con el objetivo de rejuvenecerlo. Gracias a los injertos de grasa, se puede restaurar el óvalo facial, dar volumen a los pómulos o suavizar los surcos nasogenianos, por ejemplo.

Es importante mencionar también, que el lipofilling no tiene contraindicaciones, puesto que es tejido graso del propio paciente, por lo que el efecto de rechazo no existe. La recuperación, asimismo, es sencilla y no tiene grandes complicaciones.

Sin embargo, hay que tener en cuenta un aspectos básico en este tratamiento: las células de grasa, una vez infiltradas bajo la piel, deben de sobrevivir. Para ello, se tienen que formar nuevos vasos sanguíneos que nutran a esas células.

Por este motivo, siempre hay que contar con que una fracción de las células infiltradas va a reabsorberse, por lo que se suele colocar mayor cantidad de grasa de la necesaria. De esta manera, se prevee el porcentaje de adipocitos que se reabsorberá para que el resutado tras el tratamiento sea satisfactorio.

Rejuvenece tu rostro con un relleno natural

Como puedes ver, el lipofilling es una magnífica forma de rejuvenecer el rostro y conseguir una apariencia mucho más agradable, eliminando las arrugas y tensando la piel de forma muy natural. Sin duda, una técnica que no debes perder de vista.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInDigg thisShare on RedditEmail this to someone