Lifting de brazos

Lifting de brazos o braquioplastia

El lifting de brazos o braquioplastia es un procedimiento quirúrgico destinado a eliminar y tensar el exceso de piel y grasa de la zona superior e interna del brazo. En algunos casos puede realizarse junto con una lipoaspiración, obteniendo un contorno muy satisfactorio. La cicatriz se sitúa estratégicamente en la región axilar y/o en la cara interna del brazo, según las necesidades de cada paciente.

Generalmente se realiza con anestesia general, aunque en ocasiones puede utilizarse la anestesia local y sedación. Suele durar aproximadamente dos horas y requiere un día de hospitalización.

Es recomendable el uso de una prenda de compresión elástica para que la piel se adapte al nuevo contorno corporal durante las siguientes 4 o 6 semanas. Durante los primeros días pueden notarse algunas molestias o dolor que se aliviarán con la medicación prescrita. También aparecerá inflamación y hematomas que desaparecerán con el paso de los días.

Algunos pacientes vuelven a su trabajo en 10 o 14 días, sin embargo el ejercicio físico intenso debe de evitarse durante el primer mes tras la intervención.