Lipoescultura

Lipoescultura

La lipoescultura es un tratamiento destinado a mejorar los acúmulos de grasa localizados que no desaparecen tras la realización de dietas y ejercicio físico. Le ayudará a modelar su figura, pero no a perder peso. Lo más importante para obtener un contorno final óptimo es poseer una piel firme y elástica (si la piel “cuelga”, ésta no se adaptará al nuevo contorno corporal y podría requerir algún procedimiento quirúrgico adicional). Es importante saber que la lipoescultura no mejora la celulitis ni la flacidez.

Si el acumulo de grasa es pequeño y localizado, se podrá realizar con anestesia local y sedación. En pacientes que presentan zonas más extensas se realizará con anestesia epidural.

Utilizando microcánulas conectadas a una bomba de aspiración de alta presión es posible extraer depósitos grasos localizados en espalda, abdomen, caderas, muslos, rodillas, brazos… a través de incisiones de 0.5cm.

Es recomendable el uso de una prenda de compresión elástica para que la piel se adapte al nuevo contorno corporal durante las siguientes 4 o 6 semanas, aunque pasados 3 o 7 días el paciente ya podrá reincorporarse a su vida laboral. Es aconsejable no hacer esfuerzos durante las 2 primeras semanas.

Los resultados serán visibles de forma paulatina (comienzan a observarse entre 1 y 2 meses) aunque no se apreciarán por completo hasta los seis meses aproximadamente. Estos serán permanentes si el paciente cuida la alimentación y practica ejercicio regularmente.