Aumento de pomulos

Aumento de pómulos

Los candidatos ideales para someterse a un aumento de pómulos son aquellas personas que presentan el hueso malar hipoplásico o una atrofía de la grasa en dicha región, aspecto relativamente frecuente con el paso de los años.

Puede realizarse mediante la colocación de un implante sintético o mediante la infiltración de grasa del propio paciente. Ambas técnicas se realizan con anestesia local y sedación, su duración oscila entre una y dos horas y son procedimientos ambulatorios (sin ingreso).

Las incisiones se colocan dentro de la boca, por lo que no quedan cicatrices visibles.

La inflamación y molestias asociadas no perduran más de una semana. Pasados siete o diez días el paciente ya puede incorporarse a su actividad laboral.