Eliminar varices sin cirugía

Cuando llegamos a la edad adulta, las varices son un problema que afecta a hombres y mujeres. Descubrir la mejor manera de tratarlas sin recurrir a la cirugía te ayudará a solucionar el problema.

¿Cómo eliminar varices sin cirugía?

Las intervenciones quirúrgicas siempre resultan invasivas, en mayor o menor medida. Ahora, es posible eliminar las varices sin cirugía, con excelentes resultados y con un tratamiento de apenas un par de meses.

Tratamientos para eliminar varices sin cirugía

Sistema Clarivein

Este completo método tiene excelentes resultados y consigue tratar las varices y combatirlas sin necesidad de pasar por un quirófano ni pedir la baja médica.

  • Así, el sistema Clarivein se realiza con anestesia local y permite que el o la paciente pueda incorporarse a su vida normal de inmediato. El procedimiento es muy sencillo y dura aproximadamente unos 30 minutos:
  • La variz se elimina mediante la inserción de un catéter en la vena afectada.
  • Se infiltra un líquido esclerosante que “quema” la pared de la vena mientras el catéter rota sobre sí mismo erosionando la capa interna de esa vena.
  • De esta manera, se elimina la variz de forma permanente y con resultados muy positivos sin dejar ninguna marca en la piel.

Láser Etherea MX

Esta plataforma láser permite el tratamiento eficaz de las varículas de diferentes tamaños y profundidades.

LongPulse es el manípulo indicado para ello, dada la mayor penetración de la longitud de onda y la absorción por la hemoglobina. Se trata de un láser preciso, eficaz y de extrema seguridad, por lo que los resultados son notables desde la primera sesión. Puedes conocer más sobre esta plataforma aquí: tratamientos láser.

Esclerosis vascular

La esclerosis vascular es sin duda la técnica más eficaz y habitual en nuestra consulta para tratar las varices de pequeño y mediano calibre, con la cual se obtienen resultados satisfactorios para las pacientes.

Láser intravenoso

Sin embargo, cuando hablamos de varices gruesas, el tratamiento que presenta el menor índice de recaídas y mínimos riesgos es el láser intravenoso. Los láseres específicos que se emplean actúan de forma selectiva en el endotelio, que es la capa más interna del vaso sanguíneo, ocluyéndolo.

Esto quiere decir que actúan sobre la pared de la vena enferma que ha sido previamente seleccionada, sellándola y haciéndola desaparecer. Además, esta tecnología tan moderna tiene automatizada la cantidad de energía exacta a aplicar en el interior del vaso sanguíneo.

La vena varicosa se elimina en una sola sesión y, a diferencia de la cirugía clásica, donde el índice de recaídas es de casi un 20%, el sistema para eliminar varices con láser intravenoso permite que tan sólo haya un 2% de varices reincidentes.

Antes de someterse al tratamiento, conviene valorar al paciente mediante una historia clínica detallada y una ecografía Doppler.

Esclerosis con espuma guiada por ecografía

Otra alternativa para tratar las dolorosas varices es utilizando el método de la esclerosis con espuma guiada por ecografía, que se emplea especialmente en el tratamiento de las varices gruesas.

Consiste en inyectar con una aguja fina una sustancia que, al mezclarse con el aire ambiente, genera una espuma nociva para las venas enfermas, que se sellan tras la inyección. Posteriormente al tratamiento, el paciente podrá hacer su vida diaria sin problemas.

tratamientos para eliminar varices sin cirugia

Precauciones antes de la eliminación de varices

Aunque esclerosis y láser intravenoso son los tratamientos más utilizados para eliminar de forma médica el problema de las varices, lo más importante ante esta patología es la prevención.

Las personas que sufren de insuficiencia circulatoria periférica deben saber que su situación es causada por una predisposición personal, tanto por factores hereditarios como por sus hábitos cotidianos, donde juegan un papel muy importante el estilo de vida, la alimentación, el tabaco, la actividad física, el puesto de trabajo y los factores hormonales.

En definitiva, eliminar las varices gruesas sin cirugía está al alcance de cualquiera, mediante los tratamientos de láser intravenoso y esclerosis con espuma guiada por ecografía, aunque una dieta adecuada, realizar ejercicio físico con regularidad y utilizar medias de compresión también propicia su control, prevención y retrasa su evolución.