La operación de pezones invertidos: todo lo que debes saber

La operación de pezones invertidos no es una de las más comunes en nuestra clínica estética en Valencia, pero pese a ello, cada vez son más las mujeres que acuden a médicos especialistas para poner solución a este problema. ¿Quieres conocer todo al respecto? ¡Pues sigue leyendo!

¿En qué consiste la operación de pezones invertidos?

El complejo areola-pezón se compone de dos partes diferenciadas: el pezón propiamente dicho y la areola. El pezón es la parte que sobresale y la areola es la zona aplanada que rodea al pezón, la cual generalmente presenta una coloración del mismo tono. Es frecuente que tanto uno como otro no sean simétricos y presenten irregularidades.

Estudios recientes sobre la materia afirman que aproximadamente un 85% de las mujeres tienen algún tipo de asimetría en la mama. Puede tratarse del tamaño, de la posición, de la forma o incluso de los propios pezones. En muchos casos, es normal que la asimetría se deba a varios de estos factores.

Con estos datos, es fácil imaginar que los senos exactamente iguales en forma, dimensiones y posición, incluyendo ambos pezones, son prácticamente una rareza. Muchas mujeres sufren de baja autoestima por esta causa, sin saber que en realidad es una condición compartida por otras muchas.

Cuando la parte del pezón que se supone debería sobresalir no lo hace, entonces hablamos de pezones invertidos. Se trata de una anormalidad muy común, que se estima que presenta aproximadamente el 2% de la población femenina. Además, esta suele ser congénita.

Existen tres grados diferentes de inversión de pezones. En los dos primeros se trata de una cuestión fundamentalmente estética, pero en el tercero, el más severo, las mujeres pueden sufrir infecciones o erupciones derivadas de los problemas de higiene que supone tener el pezón hacia el interior de la mama.

La intervención de pezones invertidos consiste en una operación de cirugía estética menor, técnicamente sencilla, que trata de corregir la inversión del pezón. Normalmente es suficiente con la aplicación de anestesia local para realizar el tratamiento.

en que consiste operacion pezones invertidos

En ocasiones, el pezón invertido puede ser persistente, volviendo a retraerse incluso después de la intervención en aquellos casos en los que el tejido subareolar es laxo y no aporta un soporte suficiente al complejo areola-pezón. Llegada esta situación, el cirujano plástico deberá valorar la posibilidad de reconstruir el pezón mediante plastias de otros tejidos locales o incluso utilizar prótesis subcutáneas para “sujetar” el pezón hacia el exterior de manera definitiva.

No obstante, bajo nuestro punto de vista, las prótesis subcutáneas de pezón no es una buena solución, pues conllevan ciertos riesgos como pueden ser las infecciones o los rechazos de dichas prótesis. La paciente y el cirujano plástico deberán decidir conjuntamente si merece la pena asumir las posibles complicaciones que se pueden derivar de la intervención.

Aunque los riesgos son mínimos, debes conocerlos antes de tomar cualquier tipo de decisión. Las complicaciones más frecuentes son: aparición de cicatrices visibles, trastornos de la sensibilidad, hemorragias, infección, reinversión del pezón e imposibilidad de amamantar en algunos casos.

Como puedes ver, la operación de pezones invertidos es una intervención sencilla y que en algunos casos puede ser muy satisfactoria para las mujeres que lo padecen. Sin embargo, en aquellas personas que presentan laxitud en el tejido mamario subareolar, puede fracasar la operación, volviendo a retraerse el pezón.

Si estás pensando en someterte a esta intervención, no dudes en ponerte en contacto con nosotros para asesorarte de la mejor técnica para llevarla a cabo en tu caso.

¿Te ha gustado este artículo? Tal vez también te resulte interesante leer sobre:

2018-06-19T07:57:13+00:00 junio 19th, 2018|Blog, Cirugía de pecho|

Leave A Comment

3 + cuatro =