Presoterapia: frecuencia recomendada

En nuestra clínica estética en Valencia hemos tratado a muchas pacientes mediante presoterapia y, cuando llegan, suelen tener la misma pregunta: ¿Cuál es la frecuencia recomendada para la presoterapia? Hoy, respondemos a esa pregunta.

¿Cuál es la frecuencia recomendada para la presoterapia?

La frecuencia y el número de sesiones de presoterapia es fundamental para poder determinar, entre otras cosas, el precio del tratamiento. Sin embargo, no es solo importante por ello, sino que lo es en sí mismo, porque una frecuencia no adecuada podría conducir a que el tratamiento no fuera todo lo efectivo que debería.

Y, como puedes imaginar, la cantidad de sesiones y la frecuencia de estas depende, en buena medida, de la situación del paciente y de las necesidades que tenga.

Por ejemplo, si lo que tienes es una inflamación post-quirúrgica después de una liposucción en los muslos, el número de sesiones dependerá de la evolución de cada paciente, de la inflamación residual y de los hematomas que aparezcan tras el procedimiento.

Lo ideal es combinar las sesiones de presoterapia con masajes de drenaje linfático en los muslos para que el resultado sea satisfactorio. Además, es conveniente comenzar y realizar el mayor numero de sesiones, tanto de presoterapia como de masajes de drenaje linfático, a los pocos días de la intervención, cuando hay mayor inflamación y hematomas, pues es el momento en el que dichos tratamientos serán más útiles.

En el caso de otros objetivos, como eliminar o reducir la celulitis, el número de sesiones necesarias también es variable dependiendo de la gravedad de la celulitis que se tenga, de si se combina o no con otros procedimientos medicoestéticos y de la respuesta de cada persona al tratamiento.

En este segundo caso, cuando se aplica para mejorar la celulitis de los muslos, es aconsejable optar por realizar tratamientos combinados con vacumtereapia, radiofrecuencia, carboxietrapia, mesoterapia, etc., pues la presoterapia aislada para reducir la celulitis no nos va a aportar una gran mejoría.

De manera aislada, la presoterapia se utiliza para mejorar la sensación de piernas cansadas y la retención de líquidos, las cuales empeoran en la época de primavera y verano.

presoterapia frecuencia recomendada

Esta es la única orientación que se puede dar a priori, porque, como decimos, la cantidad de sesiones y la frecuencia de estas depende, en buena medida, de la situación del paciente previa al tratamiento, de sus objetivos, de la gravedad del problema que quiere tratar y de la evolución de cada persona una vez van avanzando las sesiones.

Eso sí, hay que señalar que los resultados se empiezan a notar desde el primer momento, aunque los cambios más importantes no se presenten hasta que han transcurrido varias sesiones después de haber iniciado el tratamiento. Es por ello que, si tienes un tratamiento de diez sesiones, empezarás a notar con total claridad los resultados a partir de la cuarta o quinta sesión.

Un último aspecto a tener en cuenta es el de la duración de cada sesión. Generalmente, las sesiones de presoterapia suelen durar entre 20 y 30 minutos. Sin embargo, en la mayoría de los casos, como hemos comentado anteriormente, la duración de la sesión es mayor al combinarse con otros tratamientos medico-estéticos.

Por supuesto, dependerá del profesional que te atienda determinar todos estos aspectos. Simplemente, te ofrecemos la información para que salgas de dudas y sepas a qué te enfrentarás cuando te sometas a un tratamiento de presoterapia.

Como puedes ver, es muy complejo estimar un número de sesiones estándar para todas las personas, pues habrá que realizar un plan de tratamiento a medida en función de los diferentes aspectos que ya hemos comentado en este artículo y la valoración por el médico. Si te acercas a nuestra clínica, nos encargaremos de evaluar tu situación y darte una recomendación más concreta para tu caso.

¿Te interesa el tratamiento de presoterapia? No olvides leer sobre:

2018-05-10T09:51:47+00:00 mayo 10th, 2018|Blog|

Leave A Comment

catorce − uno =