Las manos: un templo de belleza

La piel es el órgano que resguarda al organismo de los factores externos, por ende, es el que recibe el impacto de todo aquello con que hace contacto: rayos solares, agua, polvo, químicos, bacterias, entre otros. Cuidar de esta parte fundamental del cuerpo no solo abarca asuntos estéticos, sino también de salud que valen la pena atender cuidadosamente.

La mayoría de los tratamientos de belleza están enfocados en mejorar el cutis; sin embargo, atender la piel de las manos también es importante porque es muy delicada y recibe directamente las consecuencias negativas del ambiente. En esta parte del cuerpo, es común ver flacidez, arrugas y manchas causadas por el sol o los cambios hormonales.

Uno de los procedimientos más conocidos para mejorar el aspecto de las manos es el láser, conocido como Luz Intensa Pulsada o IPL. A través de sesiones regulares, la paciente debe someterse a estos haces de luz para lograr tonificar los tejidos, ya que estimula la segregación de colágeno; y eliminar las manchas que han aparecido con el tiempo por el sol. Aunque los resultados tardan en verse, es un procedimiento que no posee efectos colaterales.

Antes de emplear cualquier receta casera para cuidar de las manos, es fundamental aplicar de forma diaria alguna crema hidratante y protector solar durante el día. Mientras que en la noche, es recomendable utilizar otra crema más fuerte que hidrate y rejuvenezca la zona. Esto debería convertirse en un hábito para lograr frenar los efectos del ambiente o el paso del tiempo sobre la piel.

Entre los recursos naturales que se pueden usar para esta zona está el limón, el cual es un gran aliado para la piel de las manos y su uso es bastante sencillo, pues lo único que necesita es cortar a la mitad esta fruta y frotarla por unos quince minutos por toda el área. Esto ayudará a fortalecer las uñas, retirar las células muertas y a aclarar la epidermis.

La parafina cosmética es una herramienta bastante útil para mejorar el aspecto de las manos. Por lo general, se aplica en las peluquerías y centros estéticos, pero también es posible usarla en casa siguiendo las instrucciones del producto. Esta ayuda a suavizar la piel, a hidratar y nutrir las células, a evitar las marcas y a rejuvenecer los tejidos.

Cuidar de cada zona del cuerpo es vital para la salud y para mantener la apariencia en general. Muchas veces, las personas suelen enfocarse en una sola área y generan una disparidad en el aspecto de las áreas, por ejemplo, un rostro joven y unas manos descuidadas. Si estás interesada en rejuvenecer tu rostro, desde nuestra clínica de estética en Valencia queremos que visites nuestro apartado de cirugía facial o medicina estética en Valencia. ¡Ponte en manos del Dr. Alberto Marina!

2017-07-04T14:27:17+00:00 diciembre 2nd, 2015|Blog|

Leave A Comment

4 × cinco =