Pechos tuberosos: fotos del antes y el después

Los pechos tuberosos son un problema que afecta a una proporción razonablemente alta de mujeres y suele despertar malestar y e importantes complejos, puesto que el aspecto físico no es el deseado. Hoy, desde nuestra clínica estética en Valenciate contamos qué son los pechos tuberosos y te mostramos el resultado tras una intervención para corregirlos.

¿Qué es una mama tuberosa?

Las mamas tuberosas (también llamadas mamas cónicas, constreñidas o tubulares, entre otras nomenclaturas) son una malformación que se hace presente, sobre todo, en el polo inferior de los pechos y, en menor medida y con menor frecuencia, en el resto de la mama.

Esta malformación consiste en que el tejido que rodea la glándula mamaria adopta una rigidez fuera de lo normal, siendo ésta excesiva, e impide su correcta expansión y crecimiento. Es, por lo tanto, una malformación que se detecta a temprana edad.

Será el cirujano plástico quien tendrá la última palabra a la hora de hacer el diagnóstico y establecer el tratamiento que se debe llevar a cabo para conseguir los resultados deseados.

Si no se detecta o no se actúa sobre el problema, la glándula mamaria crece, pero está presionada por la piel, la cual no se expande, así que busca una zona por donde salir. Esta zona es aquella donde menor resistencia encuentra. O sea, la piel de la areola y el pezón. Como resultado, aparece una hernia y un aspecto de la mama en “forma de tubo”, muy evidente sobre todo en casos severos.

Se trata de una malformación de origen desconocido. No se sabe cuáles son las causas de la anomalía y, además, tampoco se conoce el grado de incidencia en la población femenina.

No obstante, en aquellos casos en que las mamas tuberosas son excesivamente visibles, pueden causar problemas psicológicos y es ahí donde la mayoría deciden ponerse en manos de un especialista que pueda poner solución al problema de forma permanente.

¿Cómo se diagnostican las mamas cónicas?

Existen tres signos morfológicos básicos que te pueden ayudar a detectar las mamas tuberosas. Son los siguientes:

  • Surco submamario anormalmente alto y muy estrecho.
  • Hernia glandular en la zona de la areola-pezón, debido a que dicho tejido no puede crecer de manera centrífuga.
  • Hipoplasia o escaso desarrollo del polo inferior de la mama.

No obstante, recuerda que será el cirujano plástico quien tendrá la última palabra a la hora de hacer el diagnóstico y establecer el tratamiento que se debe llevar a cabo para conseguir los resultados deseados.

¿Cómo se corrigen los pechos tuberosos?

La única forma de corregir esta deformidad es a través de la cirugía. No hay ningún método alternativo que permita dotar a los pechos tuberosos de una apariencia “normal” y natural sin pasar por el quirófano.

Es importante realizar un diagnóstico previo personalizado para poder adaptar el procedimiento a cada paciente con el objetivo de obtener los mejores resultados en cada caso.

La intervención consiste en la mayoría de los casos en la redistribución de la glándula mamaria e incluso colocar un implante para aportar volumen al polo inferior del pecho. También es habitual descender el surco submamario para colocarlo en una posición adecuada, aunque dependerá de la severidad de cada caso.

Para el tratamiento de las mamas tuberosas existen técnicas diferentes, pero es importante realizar un diagnóstico previo personalizado para poder adaptar el procedimiento a cada paciente con el objetivo de obtener los mejores resultados en cada caso.

Por suerte, suele ser una intervención compleja pero segura siempre que te pongas en manos de un cirujano experto habituado a realizar este tipo de procedimientos, con unos resultados muy buenos, como podrás comprobar en el siguiente apartado, donde mostramos fotografías de antes y después de la cirugía.

Pechos tuberosos: fotos de antes y después

A continuación, te mostramos algunas fotos de antes y después de una intervención para corregir las mamas tuberosas. De esta forma, podrás hacerte una idea de cuál será el resultado que puedes obtener con la cirugía:

Como ves, los pechos tuberosos tienen solución, y lo cierto es que el resultado acostumbra a ser espectacular. Si estás acomplejada con la forma de tu pecho, debes saber que tu problema tiene solución. ¡Ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos sobre este tratamiento para devolverte la seguridad y la confianza en ti misma!

2020-11-10T10:19:44+00:00 noviembre 3rd, 2020|Aumento de pecho|

Dejar comentario

5 + trece =

WhatsApp chat