¿Cómo reducir el surco nasogeniano?

Si te ha llamado la atención el título de este artículo, significa que tu aspecto físico te preocupa, sobre todo esas arrugas que van saliendo por el rostro. ¿Quieres reducir el surco nasogeniano? En nuestra clínica estética en Valencia queremos explicarte las diferentes alternativas para conseguirlo y rejuvenecer el rostro.

Desde el ácido hialurónico o el bótox, hasta el peeling o los rellenos dérmicos, son muchas las soluciones de las que disponemos en nuestro centro. ¿Lo mejor? Cada vez son menos invasivas y sus efectos secundarios son mínimos, por lo que el periodo postratamiento será muy llevadero y el mismo día podrás retomar tus actividades cotidianas.

¿Qué es el surco nasogeniano?

El surco nasogeniano es esa arruga que va desde los extremos laterales de las aletas de la nariz hasta la comisura de los labios. También es conocida como la arruga de la sonrisa.

El surco nasogeniano suele acentuarse más en personas que ríen mucho y que gesticulan más. Sin embargo, hay que tener siempre presente que cada persona y cada tipo de piel es un mundo, por lo que no tiene por qué ser así siempre.

Gracias a la aplicación de ácido hialurónico, puedes reducir o eliminar considerablemente el surco nasogeniano durante un año o año y medio.

Con el paso del tiempo, es normal experimentar una pérdida de grasa en el rostro. Este fenómeno se produce sobre todo en el tercio medio de la cara, en la región del pómulo. Es entonces cuando la piel de esa región pierde soporte y cae, apareciendo el surco nasogeniano. Por lo tanto, cuando llega ese momento somos más propensos a sufrir la aparición de las primeras arrugas, siendo el surco nasogeniano una de ellas.

eliminar surco nasogeniano sin cirugia

Eliminar el surco nasogeniano sin cirugía

Pero, ¿cuáles son las opciones disponibles para eliminar el surco nasogeniano sin tener que recurrir a la cirugía? La medicina estética ha avanzado mucho en los últimos años y pasar por el quirófano ya no es necesario.

Gracias a la aplicación de ácido hialurónico, puedes reducir o eliminar considerablemente el surco nasogeniano durante un año o año y medio, que es el tiempo aproximado que suelen durar los efectos del tratamiento.

Además, no solo sirve para rellenar arrugas, sino para aportar volumen allá donde se inyecte. Por eso, cada vez más personas, tanto en el sector femenino como en el masculino, utilizan el ácido hialurónico para dar soporte a los tejidos de la zona del pómulo, pues previene su caída y al tensar la piel de esta área de la cara, mejora considerablemente el aspecto de los surcos nasogenianos.

Hace unos años, el bótox era el rey de los tratamientos no invasivos de medicina estética para acabar con las arrugas y líneas de expresión. No obstante, cada vez más personas recurren hoy en día al ácido hialurónico por diferentes ventajas.

Antes de optar por un tratamiento u otro, será preciso determinar la condición de tu piel, así como tus necesidades y estilo de vida.

También podemos encontrar inyecciones de otros rellenos dérmicos, como la hidroxiapatita cálcica, entre las cuales destaca la marca Radiesse. Ofrece grandes resultados y lo mejor de todo es que sus efectos pueden durar hasta dos años en la piel. Una vez inyectado, actúa formando nuevo colágeno.

No siempre es necesario someterse a las inyecciones, pues hay otros tratamientos que pueden reportarnos muy buenos resultados, aunque sus efectos no sean tan inmediatos como los de las infiltraciones. ¿Quieres saber cuáles son?

Estamos hablando del peeling químico, el cual tras una limpieza previa, se aplica sobre el rostro para revelar una nueva piel. Además, también ayuda a mejorar las manchas solares y las marcas e irregularidades producidas por el acné. Se trata de un tratamiento tópico muy potente.

Otras soluciones como la radiofrecuencia o la cosmética especializada, pueden darnos buenos resultados, aunque es cierto que sus efectos no serán tan notorios ni inmediatos.

Antes de optar por un tratamiento u otro, será preciso determinar la condición de tu piel, así como tus necesidades y estilo de vida. No te dejes guiar solo por las modas o las tendencias en redes sociales. Tu rostro es único y se merece una solución a tu medida.

Los rasgos faciales, morfología, incluso el tono de tu piel, ojos y cabello determinarán en gran medida qué tipo de tratamiento y en qué dosis necesitas. Y recuerda: ve poco a poco, de manera progresiva, y trata siempre de que el resultado sea lo más natural posible.

2019-10-15T09:52:47+00:00 octubre 15th, 2019|Medicina estética|

Dejar comentario

11 + 11 =