Cuidados de la piel básicos y diarios

Tengas la edad que tengas, seas hombre o mujer, estemos en invierno o en verano… Lo cierto es que según tu tipo de piel, necesitarás dotarla de unos cuidados básicos específicos en función de tus necesidades concretas. En nuestra clínica estética en Valencia te contamos cuáles.

¿Qué cuidados de la piel necesito realizar en mi día a día?

La rutina y la constancia es la base del éxito de cualquier tratamiento. Esto se aplica sobre todo a los cuidados básicos y diarios que debes hacer en tu propia casa. Si ejecutas los pasos correctamente y con buenos productos, no tardarás tanto tiempo en ver los primeros resultados.

Como todo, necesitarás tener algo de paciencia. Será al cabo de una semanas cuando empieces a notar los efectos de tu rutina facial diaria. Así que no te desanimes. Siempre que acudas a un centro de estética profesional para elegir los mejores tratamientos, utilices buenos productos y te los apliques de la forma correcta, antes o después lo notarás en tu piel. Los milagros no existen, pero como hemos comentado anteriormente, si existe el premio a la constancia.

Productos adecuados a cada tipo de piel

Parece muy obvio, pero muchas personas pasan esto por alto. Una piel grasa no tiene las mismas necesidades que una piel seca o mixta. De la misma manera, presta especial atención a si tu piel es más sensible de lo normal, pues necesitará fórmulas más suaves.

Hoy en día, existe una gran variedad de productos adecuados a cada tipo de piel. Por eso, el primer paso que llevamos a cabo siempre es realizar un diagnóstico personalizado de tu piel y su estado para determinar qué productos encajarán mejor en tu rutina.

Cuando exfolias tu piel, estás eliminando las células muertas y otro tipo de suciedad que impiden que los nutrientes de tus productos penetren en profundidad y logren su cometido.

Exfoliación

La exfoliación es otro de esos pasos básicos imprescindibles que no todo el mundo sigue a rajatabla. Cuando exfolias tu piel, estás eliminando las células muertas y otro tipo de suciedad que impiden que los nutrientes de tus productos penetren en profundidad y logren su cometido.

Lo recomendable es que exfolies tu rostro una o dos veces por semana, dependiendo de tu tipo de piel y de su sensibilidad. Si acompañas una expoliación correcta con buenos productos, ten por seguro que estos harán su trabajo mejor y mucho antes.

cuidados piel dia dia

Hidratación profunda

La base de cualquier tratamiento es también una buena hidratación. Como ya te comentábamos, si partes de una piel limpia y exfoliada, esta recibirá mucho mejor los tratamientos posteriores y la hidratación no podía ser una excepción.

En forma de geles, cremas untuosas, mousse… y con características específicas para cada necesidad: unificar el tono, refrescar la dermis, acabar con la tez apagada, etc. Y no solo en tu día a día, también podrías hacer uso de diferentes mascarillas que sirvan como cura intensa en momentos puntuales.

Protección solar

Nunca nos cansaremos de repetirlo, pero si no te proteges de la radiación solar, al final el tipo de tratamiento de hidratación que le proporciones a tu piel no tendrá los mismos efectos, pues no estará lo suficientemente protegida.

Así que da igual si es invierno o verano. Culminar tu tratamiento con una buena dosis de crema solar es un paso imprescindible para la protección y el cuidado de tu piel. No salgas a la calle sin aplicarte este paso.

La redensificación es un novedoso tratamiento que permite cuidar nuestra piel y prevenir los signos del envejecimiento.

Redensificación

La redensificación es un novedoso tratamiento que permite cuidar nuestra piel y prevenir los signos del envejecimiento. Con él, ha llegado el momento de completar tu rutina facial con un procedimiento más efectivo y que aporta una hidratación profunda a tu piel. ¡Redensity I es lo que tu piel necesita!

La redensificación facial con ácido hialurónico es, además, un tratamiento mínimamente invasivo, basado en un complejo dermorrestructurante patentado por el laboratorio Teoxane (Suiza) tras muchos años de investigación con el que conseguirás resultados inmediatos. Recomendado para todo tipo de pieles y edades. Además, es altamente personalizable y sus efectos son muy naturales.

Redensity I no aporta volumen a nuestro rostro, ya que es ácido hialurónico no reticulado. Es perfecto para la restructuración de los tejidos y la regeneración celular, ya que ayuda al engrosamiento de la piel y aporta firmeza, luminosidad y elasticidad, sin “hinchar la cara” de los pacientes. Además, tiene un efecto antioxidante que nos protege contra los radicales libres y combate el fotoenvejecimiento. ¡Hidratación en estado puro!

Si ya llevas un tiempo pensando en cómo potenciar los efectos de tu rutina diaria de cuidados básicos, es hora de que consultes a los mejores especialistas en tratamientos estéticos. No esperes a que aparezcan las primeras arrugas. ¡Previene su aparición con la redensificación facial! Tu piel te lo agradecerá.

¿Te ha gustado este artículo? Tal vez también te interese leer sobre:

2019-11-26T13:04:45+00:00 noviembre 26th, 2019|Redensificación facial|

Dejar comentario

uno × cinco =