¿Cuánto tiempo tarda el ácido hialurónico en hacer efecto?

Una de las mayores y principales ventajas del ácido hialurónico, es la inmediatez casi instantánea de sus efectos. No obstante, es crucial aplicarlo de la manera correcta y con la dosis adecuada a cada persona. En nuestra clínica estética en Valencia podrás informarte de todas las consideraciones oportunas para tu caso en concreto.

Tiempos hasta que el ácido hialurónico hace efecto

Así, gracias a la aplicación de pequeñas inyecciones de ácido hialurónico, es posible rellenar arrugas y mejorar el aspecto de la piel en general, ganando en tersura y luminosidad. Además, se trata de un procedimiento sencillo siempre que sea realizado por manos expertas y con el que se perciben los resultados desde la primera semana tras su inyección.

Una piel visiblemente más tersa y luminosa, además de una disminución considerable de las arrugas.

Basta con someterse a una sesión que no suele prolongarse más allá de los 30 minutos (en ocasiones, incluso mucho menos) para lograr unos resultados satisfactorios. Si el o la paciente es muy sensible al dolor, puede aplicarse una crema anestésica de uso tópico para insensibilizar la zona a tratar.

Una vez finalizada la sesión, es de esperar una ligera hinchazón en el área tratada. No hay motivo para alarmarse, pues además de una reacción frecuente, remitirá definitivamente al cabo de unas horas o de unos días a lo sumo. Finalmente, se revelará el resultado final.

¿Qué podrás esperar a los pocos días de tu sesión de ácido hialurónico? Una piel visiblemente más tersa y luminosa, además de una disminución considerable de las arrugas ya existentes si las infiltraciones se han hecho con ese propósito.

aplicaciones acido hialuronico

Aplicaciones del ácido hialurónico

Quizá el uso más popular y conocido del ácido hialurónico sea el relleno de las arrugas del rostro. No obstante, el ácido hialurónico permite tantas posibilidades como necesidades de cada paciente que acude a la consulta de medicina estética.

Debido a su alto poder para retener el agua y regenerar los tejidos, es uno de los tratamientos más demandados para no solo alisar la piel, sino para devolverle su volumen a las zonas que se han visto afectadas por la deshidratación y la flacidez con el paso del tiempo.

Se utiliza con gran éxito y óptimos resultados para rellenar arrugas finas, como sucede en la zona del labio superior, también conocido como el “código de barras”, y en la región lateral de los ojos, también denominadas las “patas de gallo”.

Así, las áreas del rostro con mayor demanda para su infiltrado con ácido hialurónico suelen ser las que por su naturaleza, tienden a acumular más arrugas a partir de cierta edad, como es el caso de los surcos nasogenianos, las “líneas de marioneta” o la región del pómulo.

No obstante, el ácido hialurónico también se utiliza con gran éxito y óptimos resultados para rellenar arrugas finas, como sucede en la zona del labio superior, también conocido como el “código de barras”, y en la región lateral de los ojos, también denominadas las “patas de gallo”.

Otras aplicaciones que van ganando adeptos desde que apareció la última generación de ácido hialurónico se da en la zona de la ojera, pues tras el tratamiento, mejorará su aspecto y le aportará luminosidad.

El secreto de unos resultados excelentes se basa en un estudio previo y exhaustivo de los rasgos del paciente. Pues, aunque el ácido hialurónico permite realzar y rejuvenecer el rostro tras una sola aplicación, es primordial tener en mente las facciones originales, de cara a proveer un resultado favorecedor y natural.

Aunque no creas que el uso del ácido hialurónico se limita a cuestiones puramente estéticas. Pues su alta capacidad humectante y regeneradora lo convierte en un ingrediente espléndido para ser infiltrado en articulaciones que presentan los primeros síntomas de degeneración, por ejemplo.

Eso sí, si decides mejorar tus signos de envejecimiento con ácido hialurónico, ya sea con fines estéticos o médicos, no olvides que sus resultados, a pesar de ser casi inmediatos, no son permanentes. Deberás realizar nuevas sesiones periódicamente para mantener dichos resultados. Dependiendo de la zona a tratar, del ácido hialurónico utilizado, de la dosis establecida y de la variabilidad individual de cada persona, al igual que sucede con cualquier otro tratamiento médico, puede durar entre uno y dos años.

Pero, como siempre, lo mejor será que acudas a tu profesional de medicina estética de confianza. Nosotros, por nuestra parte, estaremos encantados de poner a tu alcance todos los medios para que acudas con la mayor tranquilidad a tu tratamiento con ácido hialurónico.

Si estás interesada en el tratamiento con ácido hialurónico, no olvides leer sobre:

2019-09-04T11:29:15+00:00 septiembre 4th, 2019|Medicina estética|